¿Cómo actúa?

AEMDRP es de una rapidez incomparable frente a otras técnicas de intervención psicológica ya que accede directamente a las causas que alimentan la enfermedad y, mediante protocolos específicos, se resuelve la patología en forma muy rápida y eficaz.

Es una técnica liberadora, que revela de forma precisa información emocional inconsciente, reprocesa esta información mediante una constante estimulación bilateral de los hemisferios cerebrales y la integra en la conciencia produciendo la curación del paciente.

AEMDRP actúa en el pasado, presente y futuro. Se elimina la patología presente mediante el descubrimiento, reprocesamiento, comprensión y desvitalización de los hechos traumáticos sufridos en el pasado, los cuales son la causa emocional de dicha patología; consiguiendo una mejor sincronización e integración de los hemisferios cerebrales, base necesaria para un adecuado control emocional futuro.

Los efectos de la desvitalización emocional son duraderos y permanecen en el tiempo.

 

¿Cómo reprocesa los hechos traumáticos AEMDRP?

 

Mediante una constante estimulación bilateral de los hemisferios cerebrales, el paciente profundiza inicialmente en sus acontecimientos traumáticos conscientes. A continuación, mediante protocolos y estrategias originales de AEMDRP, accede a los estadios profundos de conciencia que permiten sacar a la luz los hechos traumáticos que se produjeron en la gestación y nacimiento. Es decir, accede al contenido de su inconsciente donde están almacenados los hechos de su vida pre y perinatal, tomando entonces consciencia de los traumas no resueltos que alimentan su enfermedad, ya que es en estos estadios prenatales donde se encuentran las raíces emocionales, no resueltas, que provocan la enfermedad actual.

Con AEMDRP el paciente toma conciencia de las causas profundas de su enfermedad y las reprocesa, las anula emocionalmente liberando el trauma y aliviando o eliminando la somatización actual. Durante todo este proceso los hemisferios cerebrales son activados mediante distintas herramientas de estimulación cerebral bilateral: sonidos, luces, música, etc., que facilitan el acceso al inconsciente profundo, de aquí su rapidez y eficacia.